lunes, 30 de enero de 2017

El animal triste

Te acercas con pasos afelpados, 
como imagen de terciopelo, 
mirándome: 
la visión del miedo 
es un espejo solitario 
en tu mirada triste. 
Cazas tus víctimas, 
escondiéndote. 
Eres un alarido sin cuerpo 
al margen de la sombra 
(aullidos de melancolía 
en las noches vampíricas). 
Las leyendas se equivocan: 
tus colmillos sangrientos brillan de luna 
y los zarpazos del hambre 
te carcomen desde el mordisco. 
Sigues solo en el invierno, 
víctima de tu propia pesadilla.


 



Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:






Publicar un comentario en la entrada