miércoles, 2 de noviembre de 2016

Flores del norte


Tersísima Teresa: Son las flores 
duraderas en Bremen y tardías; 
no temen ni el transcurso de los días 
ni el aire seco ni del sol rigores. 

Generosas de pétalos, de olores 
son algo avaras: Tilos y petunias 
se dan enteros; mas las alegrías 
y las celindas y las rosas, pobres 

o nulas de fragancia… La fragancia 
de esta hermosa ciudad es de otra suerte: 
Huele a riqueza bien administrada. 

Si tú me acompañaras, esta estancia 
mía, tan breve, rica fuera y fuerte 
con tu expansión de rosa soleada.




Publicar un comentario