lunes, 28 de noviembre de 2016

Nuevo libro!

Hola chicas y chicos amantes de la poesía!!!

Hoy me desperté con ganas de compartir mi satisfacción y orgullo... y desde la cama les escribo a través de mi móvil.

Tengo el placer de presentar mi último trabajo, editado por la editorial juglar y enriquecido con el arte de una pintora de excepción (Hasbia M. Aomar ) cuyo nombre viaja de una exposición a otra y, presentado por Blanca Rosa Fernandez Moreno (maravilloso su prólogo) :)

La obra se titula "Mis versos, tu nombre", gira en torno a las emociones más fuertes que la vida nos regala (el amor y sus paradojas, la pérdida y el dolor, los recuerdos y el orgullo de conservarlos, el erotismo y las pulsiones, la fragilidad de ser "humano", y más escritos que considero profundos y enriquecedores) y está traducida a cinco idiomas (Español, inglés, francés, italiano y en alemán en una versión digital).
Os puedo asegurar que la realización y la edición impresa del libro ha supuesto un placer y un esfuerzo titánico que no alcanza ni se asoma al precio de 12 euros impuesto por la editorial (se mantuvo un precio contenido para presentar una obra atractiva tanto por su contenido como por su coste).

"Mis versos, tu nombre" está a la venta en:

http://editorialjuglar.com/producto/mis-versos-tu-nombre/

Podéis pedir una copia en papel y tendréis el envío gratuito en todo el territorio nacional. Para envíos al otro lado del charco (la editorial tiene varios contactos y colaboradores en América Latina) los precios son "muy mínimos". A qué esperar?

A continuación os presento una muestra del libro (con el poema más pequeño de la colección para exponerlo en sus respectivos idiomas):

Llega el invierno

Llega  el  invierno
con su abrigo frío
y los  enamorados
sonrientes
se desnudan
para combatirlo.

Winter  arrives

Winter arrives
with its cold coat
and the lovers
smiling
bare their bodies
to fight against it.

L’hiver arrive

L’hiver arrive
avec son froid manteau
et les amoureux
souriants
se dénudent
pour le combattre.

Arriva l’inverno

Arriva  l’inverno
con il suo freddo cappotto
e gli innamorati
sorridendo
si spogliano
per combatterlo.

Gracias por leerme y feliz día...

sábado, 19 de noviembre de 2016

Amé su cuerpo entonces





Amé su cuerpo entonces y su alma.

Su piel fue para mí la tierra firme;
la soñé como un sexto continente
no registrado en mapas todavía.

Soñé con la bahía de su boca.

Su pelo era una selva virgen
que abría su misterio mineral y oscuro.
Soñé con las ciudades de sus pechos.

Los ríos de las venas que afloran en su piel
eran rutas abiertas
a la navegación y al gozo.

Se podía viajar en su mirada.

En las blancas llanuras de sus manos
yo cultivé el maíz y buenas relaciones.

Después no pude estar sino en su cercanía.



OTTO RAÚL GONZÁLEZ ( Guatemala, 1923 )

Algún día


Algún día te escribiré un poema que no
mencione el aire ni la noche;
un poema que omita los nombres de las flores,
que no tenga jazmines o magnolias.

Algún día te escribiré un poema sin pájaros,
sin fuentes, un poema que eluda el mar
y que no mire a las estrellas.

Algún día te escribiré un poema que se limite
a pasar los dedos por tu piel
y que convierta en palabras tu mirada.
Sin comparaciones, sin metáforas;
algún día escribiré un poema que huela a ti,
un poema con el ritmo de tus pulsaciones,
con la intensidad estrujada de tu abrazo.
Algún día te escribiré un poema, el canto de mi dicha.



DARÍO JARAMILLO A. ( Colombia 1947 )

Al otro lado de mi voz


Sola. Al otro lado
de mi voz distante.
Por tus labios tus ojos
desazón, mar de espejos
pronto a quebrar
en infinitos vidrios.

Raudas mensajeras
febril anidas. Manos
blandas del aire, albas.
Celaje tu boca, trémula.
Te viertes plena
como en mis brazos.
¡Ah vastedad
rasgada por un beso!
Enervas las palabras
hasta la ausencia. Verso
blanco, viento.
Callas
y dices de ti más
que un enjambre de verbos
diluyéndote.

Adagios, cálices.
Contigo al otro lado
de mi voz distante.

De "A este lado del alba"



BASILIO SÁNCHEZ (España, 1958)

martes, 15 de noviembre de 2016

Permaneció de pie junto a la puerta,
vestida solo con una toalla
ceñida al cuerpo. Me miraba como
si quisiera que yo la devorase,
y eso acabó con mi resaca: el día
no podía empezar mejor. Me dijo:
“Me gustas mucho”. “¿Hasta qué punto?”, dije.

“Hasta este punto”, dijo, y la toalla
cayó al suelo. Y la charla terminó.

Luis Alberto de Cuenca

lunes, 7 de noviembre de 2016

miércoles, 2 de noviembre de 2016

A Gonzalo Martín Calero

...Lo que distingue al genio 
no es inventar vacíos ni pronunciar la nada. 
Es sorprender la luz no surgida y prenderla, 
generosa cautiva, para engendrar la forma. 

Como sopla el espíritu sin concreción alguna 
y alguien, alerta el alma, fija su melodía 
y resuelve la duda, la sombra, la ignorancia, 
sobre una disonancia que engendra un nuevo acorde. 

Como un trazo levísimo –tal vez hoja de hierba– 
brota para que fije sus ámbitos el aire: 
Allí la luz respira como color o música. 
Es fruto del trabajo, pero es un don gracioso. 
Cuida la débil brizna que la viola insinúa 
como el paso de un ángel que busca a su elegido.




Flores del norte


Tersísima Teresa: Son las flores 
duraderas en Bremen y tardías; 
no temen ni el transcurso de los días 
ni el aire seco ni del sol rigores. 

Generosas de pétalos, de olores 
son algo avaras: Tilos y petunias 
se dan enteros; mas las alegrías 
y las celindas y las rosas, pobres 

o nulas de fragancia… La fragancia 
de esta hermosa ciudad es de otra suerte: 
Huele a riqueza bien administrada. 

Si tú me acompañaras, esta estancia 
mía, tan breve, rica fuera y fuerte 
con tu expansión de rosa soleada.




ÁRBOLES



El mineral oscuro, 
felicísima el agua, 
tensan los recios músculos 
del tronco y de las ramas.
Suavísimos los aires 
–almas a luz más limpia– 
en verde esbelto se abren 
a flor, nido y delicia. 
Más altos, más subidos 
a más subida gloria, 
desnudos en los silbos, 
la extrema estrella rozan.