martes, 24 de mayo de 2016

Noche de niebla



La niebla me observa
con sus ojos húmedos;
difuminando mi perfil
mezcla el color de la lluvia 

con la sequedad despavorida.
Su rostro transparente
me acaricia
como la silueta de un sueño
y sus palabras,
sus sudorosos textos,
son lágrimas que lucen en una noche de alma.

El cielo se pigmenta de ceniza
(la vida oscura se asoma desde el llanto)
y mi alma dormida
hierve
como mezcla de vahos y suspiros.





Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro




Publicar un comentario