martes, 29 de marzo de 2016

RECTIFICACIÓN, REENCUENTRO, INFALIBILIDAD Justo Navarro





No volveremos
a vernos. Bueno, si volviéramos
a vernos, es probable que no fuéramos
nosotros, dijo. Entonces

murió y resucitó,
pero imperfectamente.
Te diré -me decía y con un dedo
quitaba el polvo de la lámpara, una

mosca miraba con
ojos de comisario- por qué olvido
a las personas: para
olvidar los errores que cometí con ellas.

No existen las personas,
los errores no existen.



Justo Navarro. Mi vida social (2010)


Publicar un comentario