domingo, 14 de febrero de 2016

Vivir sufriendo este mundo de puertas es costear una visión sin horizonte




Alzamos torres,

extendemos sombras;

levantamos ladrillos,

eclipsamos horizontes.




Nuestras vidas son almas ennegrecidas;

nuestros miedos avanzan entre la sombra.




Vivir sufriendo este mundo de puertas

es costear una visión sin horizonte.



Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro




Publicar un comentario