viernes, 22 de enero de 2016

Sin niebla


Arrojar una piedra al agua

es romper la imagen falsa

de un reflejo,

es borrar las respuestas del mundo sumergido

tratando de mirar hacia la lluvia

desde la rabia de mi propio orgullo.




Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro




Publicar un comentario