martes, 19 de enero de 2016

Mi primera vez



Empecé viéndote

cerrando los ojos,

en realidad soñando

cómo mis labios te agarraban saciándose de miel,

deslizándose en el perfume perfecto de las sábanas.




Capté el deseo

escondido entre suspiros

y me agarré al aire que retransmitía su sonido:

tus piernas entreabiertas

danzaban con su melodía

y perseguí el orgasmo que corría sin esperar...




El baile batió en retirada... encogido por los altibajos del placer,

la música traicionera nos embaucó,

nos llevó al amor pájaro

y así,

vencido por tu sueño,

aprendí a volar...



Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro




Publicar un comentario