viernes, 29 de enero de 2016

Buscarte



Y te amé hasta la monotonía.
Te besé la ausencia tantas veces
hasta encontrarme ahíta entre tus sombras
entre tus huecos turbios
de invisibles temores.
Te busqué entre árboles y fuentes
entre gastadas flores
entre luto de ángeles.
Te fui hallando en los caminos
de estremecida hierba.
Cabeza de jara florecida
piel aterronada,
te antojaba amando y huyendo
y te alcancé perdido
entre anónimos ramos.

Aurora Cuevas
(Extremadura, 1962)




Publicar un comentario