sábado, 10 de octubre de 2015

Terror, remembranza, cuerpos sin cabeza, memoria de ceniza...

Esta pintura mural me impactó muchísimo: la encontré en Madrid en la C/Miguel Servet. 
Me comentaron que se hizo con botes de pinturas y el autor es un estudiante de la escuela de al lado.
¡Impresionante!



















Terror, remembranza, cuerpos sin cabeza, memoria de ceniza...


El retratista hablaba claro:
no hemos de mirarlos, no quieren recordar”.

La historia nos sacude,
entierra la memoria,
y la mano del poder
borra nuestras vidas.
Hay quien recuerda la guerra civil 
y sus horrores
Antes eran victimas,
hoy solo huesos deshonrados...
y la memoria se detiene
en la verdad de las fosas comunes.

Almas fusiladas, enmudecidos testimonios,
dignidad mermada, represión de verdugos.

La violencia es un cuerpo sin mirada ante el olvido de la historia.

Las páginas de los libros custodian la pérdida,
y nada cambiará mientras se olvide:
el terror volverá como en los viejos campos
concentrados de injusticias,
volverán los dictadores jactándose de regalar su horror
y nuevas víctimas huirán al exilio
o serán arte como en el cuadro de Guernica.

El tiempo hace mella en la memoria
aunque la palabra escrita o el arte
sobreviven a nuestras vidas.

¿Y si desde el olvido volvieran todos aquellos hombres sin nombres?
¿Y si la poesía de Federico volviese?

Ellos no me hablan, yo no puedo mirarles,
solo queda recordar...



Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro


Publicar un comentario