miércoles, 2 de septiembre de 2015

El tiempo de una vida se esfuma en un segundo



¿Qué sería de nosotros sin el tiempo?

Tiempo de reír,
tiempo de recordar,
tiempo para amar
y el tiempo que muere en un suspiro.
Imagino,
corro,
divago
sobre la infinita belleza y misterios del universo
-y respiro-:
uno,
dos,
tres,
cuatro...

Mi vida anclada a los segundos
-unidad de medida infinitesimal de una existencia-,
se mueve a través y por el tiempo.
Tras reproducirnos y trasmitir conocimientos,
no seríamos nada
sin lo que realmente
nos forja para siempre:
los recuerdos.

Sin ellos no podría derramarse tu historia.

Tu recuerdo siempre estará en mí,
te querré siempre abuela...



Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:


Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro