jueves, 12 de marzo de 2015

Me quedo a la orilla de ti


Arranco de tus labios el color de una sonrisa,
llega un penetrante silencio, un aire indecisa,
despertar sin tu amor es un día que no amanece:
vas a hablarme, tengo ganas de que empieces.

Ávida de recuerdos, la música marca el suspiro,
la indómita calidez de tu voz quiebra el respiro.
Me cuentas que te vas como en aquel verano,
cuando es sol y el temporal se dieron de la mano.

El mar penetrante me moja, el alma se empapa.
El amor semilla brota en tus pechos, germina
en tu piel desnuda: brilla al sol, tu piel me atrapa.

Tus olas suaves frente a mi castillo de piel albina,
mis huellas se esfuman, me borras del mapa,
me derrumbas al desamor en aguas cristalinas.

Todos los derechos reservados

(Solo está permitido visualizar y compartir)


Me podéis encontrar en:

Pincha aquí si quieres comprar Mi Libro