viernes, 9 de mayo de 2014

Incongruencias



Observándose en su agonía,
mi corazón se esconde
con el lienzo de mi sombra,
sufre su madrugada
bajo el acecho de la luz.

Late sin rumbo,
ahogado de silencios,
se retuerce de ausencia,
se llena con tu recuerdo.

Si la vida es ló (gi) ca
y el amor no se mendiga,
acercaré mi cara al suelo,
rezaré dignamente,
(ex) clavo de tu cuerpo,
y me perderé en la noche
sin que mi alma se resienta.





Me podéis encontrar en: