viernes, 20 de diciembre de 2013

Miradas




Hoy te miro a los ojos,
y encuentro que tu mirada es sincera,
siento que tienes algo grande
que habita en mí ser...

¡Me agrada arroparte en mi alma!

Observo que tus ojos
me dan un respiro de amor y alegría,
que mi amor cada día
es más tuyo y menos mío...

Mis pesares dicen tu nombre
y mis sentimientos llevan tatuado tu amor.
Siento que eres la miel de mi vida,
diosa de mí ser...
pero estoy perdido dentro de mi mundo irreal
al igual que tu estrella:
aquella que siempre esta en aquel lugar
y nunca se mueve.