lunes, 16 de diciembre de 2013

CÁNTICO 3



Tercera parte 

Enlace a  Capitulo 1
Enlace a  
Capitulo 2


Permíteme primero dulce doncella
mirar el cielo  claro escondido en tus pupilas negras,
 y con ello distraerme...
Estudiar los escondrijos del mar
entre las orillas de tus párpados,
y con ello perderme...
Contemplar esos pequeños y divinos planetas
que llaman ojos
para decirte mil palabras,
callado en el silencio...

Déjame  reflejarme  en un cruce de miradas
para saber si esa voz que me reconcome es memoria  que se anida,
fantasía envuelta de locura o simplemente destino:
permíteme ante todo olvidarme en tu  recuerdo
renacer en tu cálida  mirada
cobijado en tu centro
y asegurarme de encontrar en tu hogar
al amor que gane al miedo.

Me asusta que accedas a  mi coraza,
la que he construido día a día,
la que me aísla del dolor,
la que me aparta del mundo y del amor.

¿Podrá tu voz seductora cambiar mi vida de ceniza?


No comprendo tamaño tormento,
el que muestra soportar tu alma.
Así sea.
No obstante.
Si es paciencia lo que pides,
tengo el tiempo que mi vida alberga.
Que a ti.
Te entrego.
Y al amor que tengo por seguro
vencerá cualquier miedo, dolor o distancia.
Desconozco los caminos que transcurres,
sólo vivo en la esperanza,
de mitigar esta fiebre
esta inicua locura acerba
y estar en paz.
En mi. En ti.
Y si usar mi voz templa tu alma,
hablaré, cantaré, susurraré, gritaré.
Que la ceniza vuele ya

y puedas quedar en calma.