martes, 3 de diciembre de 2013

Aire





Aire



El viento cantarín silba tu ausencia:

habla por ti con sus rachas frías,

aire inalcanzable y transparente

que penetra mis poros,

la cáscara de mi conciencia.


Me llega y se va: como tú.

Eres tan grande que tu soledad me llena.


Somos como el sol y la luna:

nuestro amor nunca brilla al mismo tiempo.

El ocaso nos refleja

y con ello nos enseña la elegancia del mundo.

Eres solo un momento.

Somos cuerpos celestes:

cada uno persigue su órbita

navegando en su tiempo,

en sus elipses, dibujando universos.


Nubes de deseos asombran mi cielo,

se nubla tu visión:

gotas de tristeza brotan condensadas en lagrimas.


Llueven pensamientos: vivo de ti,

quiero fúlgidas miradas que iluminen,

truenos de palabras que reconforten,

huracanes de abrazos que acaloren,

tempestad de amor que me llene.


Eres aire: te llamo esperanza...




Autor: Matteo Barbato