viernes, 20 de diciembre de 2013

Miradas




Hoy te miro a los ojos,
y encuentro que tu mirada es sincera,
siento que tienes algo grande
que habita en mí ser...

¡Me agrada arroparte en mi alma!

Observo que tus ojos
me dan un respiro de amor y alegría,
que mi amor cada día
es más tuyo y menos mío...

Mis pesares dicen tu nombre
y mis sentimientos llevan tatuado tu amor.
Siento que eres la miel de mi vida,
diosa de mí ser...
pero estoy perdido dentro de mi mundo irreal
al igual que tu estrella:
aquella que siempre esta en aquel lugar
y nunca se mueve.




A Gisela



A Gisela

He grabado tu nombre en mi desnuda piel,
has tatuado tu corazón en mi alma.
Llegaste con pedazos de mi ser
llenaste mis vacío: ¡He vuelto a nacer!

Ser una madre es un huracán de emociones:
tanto como para llenar mil corazones.
Te llena de hermosura, miedos y ternura
regalando sentimientos y sensaciones.

Tu vida es un cántico al amor más puro:
en meno de un instante me noqueaste,
mi memoria en ese momento grabaste.
Con tu llegada detuviste mi tiempo,

le paraste un momento. Me regalaste
un paraíso del que no quiero salir.
Eres pequeña, tierna, frágil, bonita…
Con tu llegada das esperanza y vida.

Verte ya no tiene precio,
ni posibles comentarios….
Llevarte en brazos, cuidarte,
refugiarme en tu regazo...
Si te enfermas se me pone el alma en pena;
si ríes mi corazón se desenfrena.

Lloro tus sonrisas, siento tus silencios.
Te necesito y te añoro: ¡Yo te quiero!
Sin ti, mi Gisela, ya no puedo vivir.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

La malvarrosa

La malvarrosa



Pesadas gotas de lluvia


anhelan mezclarse con el agua,


a sus iguales borrosas


ante la inmensidad del mar.






Valencia   g o t e a,


empapada del perfume de azahares,


húmeda de aires y de primavera.






Llegan estas imágenes a mis retinas


mientras cierro mis parpados ojerosos.






Ecos del ocaso


en la playa de la Malvarrosa


se engendran en mis pupilas.






Ecos de brisas dulces y armoniosas,


de paisajes divinos,


de un gentío ávido de la dulzura


de un mar cálido y quieto;


de aires perdidos


en el manantial de mis recuerdos.






Entonces me abrías la boca


con la tuya y apagabas mi sed.






Ahora borracho de luz


y de tu miel,


apabullado por el reflejo de tus enredos,


bostezo y vuelvo a la cama


fantaseando mejores sueños.









lunes, 16 de diciembre de 2013

CÁNTICO 3



Tercera parte 

Enlace a  Capitulo 1
Enlace a  
Capitulo 2


Permíteme primero dulce doncella
mirar el cielo  claro escondido en tus pupilas negras,
 y con ello distraerme...
Estudiar los escondrijos del mar
entre las orillas de tus párpados,
y con ello perderme...
Contemplar esos pequeños y divinos planetas
que llaman ojos
para decirte mil palabras,
callado en el silencio...

Déjame  reflejarme  en un cruce de miradas
para saber si esa voz que me reconcome es memoria  que se anida,
fantasía envuelta de locura o simplemente destino:
permíteme ante todo olvidarme en tu  recuerdo
renacer en tu cálida  mirada
cobijado en tu centro
y asegurarme de encontrar en tu hogar
al amor que gane al miedo.

Me asusta que accedas a  mi coraza,
la que he construido día a día,
la que me aísla del dolor,
la que me aparta del mundo y del amor.

¿Podrá tu voz seductora cambiar mi vida de ceniza?


No comprendo tamaño tormento,
el que muestra soportar tu alma.
Así sea.
No obstante.
Si es paciencia lo que pides,
tengo el tiempo que mi vida alberga.
Que a ti.
Te entrego.
Y al amor que tengo por seguro
vencerá cualquier miedo, dolor o distancia.
Desconozco los caminos que transcurres,
sólo vivo en la esperanza,
de mitigar esta fiebre
esta inicua locura acerba
y estar en paz.
En mi. En ti.
Y si usar mi voz templa tu alma,
hablaré, cantaré, susurraré, gritaré.
Que la ceniza vuele ya

y puedas quedar en calma.

martes, 10 de diciembre de 2013

Hotel suplicio




Hotel suplicio

Llegas...
La habitación a la que te destinan
no es muy agradable.
Las voces en el pasillo se multiplican...

Me observan muecas distorsionadas
de jóvenes, niños y adultos,
y parentelas hipotecadas
al sufrimiento.

Te espían viejos arrollados por los años:
surcos de enfermedades aradas con el tiempo...

El día aséptico se consume sin luz ni sombras:
en el espectro del dolor
la agonía no tiene edad ni momento,
se convierte en sanguijuela del alma,
en eclipse de alegría...

¡Enfermedad!
Urgencias entregadas a esperas infinitas,
emergencias enlatadas a una cama de hospital.

Aquí la vida es una democracia que termina... 
                                                                                 en tiranía
y yo quisiera salvarte de un destino
que siempre acaba ganando...

lunes, 9 de diciembre de 2013

Tiempo



Las agujas del ahora caminan constantes,


perpetúan su compás insensible,


son monótonas e indiferentes al oír tus pasos,


son aliadas de un mecanismo despiadado,


entregado e insobornable.


Si tu vida se desvive acelerada


en aquellos momentos perdidos,


si recorres suspiros que nunca se alcanzan,


puedes construir tu recinto seguro 


renovando el presente a un momento único, 


indisoluble, inmortal: tuyo...


Justo en este instante fugaz


entonces 


ya no importará la esperanza invertida en el futuro


o la melancolía del pasado: 


valdrá mirar


la sonrisa que empleas en tu ahora


para llenarte(me) fascinado,


para que el nuevo año brote 365 pétalos de ilusión,


germinándose mi tiempo en poesía.






domingo, 8 de diciembre de 2013

Enfermedad




Existen épocas de amor,
instantes de felicidad,
tiempos de dulces esperas,
la eternidad en el dolor.

Tu fluir va cojeando, 
aposentada en tu pesar,
inmóvil ante la vida,
esposada en una cama.

Me penetran tus pinchazos,
pena que invade constante,
dolor que enlata miradas:
débiles cruces vencidos. 

Consternado por tu ahogo, 
te regalo todo mi amor,
añadiéndole devoción,
hasta que acabes curada.
.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Poesía a dos

Poesía a dos

Mi corazón aguarda imágenes ficticias.
Mis ojos, todavía velados, anhelan la luz.
El sentir de un corazón añorado de alegría. Amar. Sólo amar.
Y vivir en cada instante toda una eternidad.
¡Mirar tus ojos es saltar al vacío!
Voy a navegar en tus sueños,
un dulce ondular en el aire que respiras, intentando desentrañar los entresijos de tu alma.
¡Eres bella!
La caricia de tu voz sobre mi piel,
me lleva a navegar, admirar  y soñar ....
Mi boca reclama el azúcar de tu dulzura:
mis manos se afanan al tocarte con locura. ¡Mis ojos admiran el prodigio de tu invento! Mis oídos quieren perderse en tu letanía,
en la cadencia del latido de un corazón amando.
Luego, en el cálido abrazo de saberte conmigo
palparemos juntos el lienzo de nuestra piel
y saciarás tu sed en el néctar de mi cuerpo.
De pronto la letanía de sonidos será una orquesta musitando amor.
Las notas, nuestra piel.
La obra una poesía tuya, y mía.

Escrita con Sandra Lopez Barbeiro


domingo, 1 de diciembre de 2013

En algún lugar del mundo. Somewhere un the world.


c_grant
https://twitter.com/c_grant1


Doy la bienvenida a una lectora de ese blogger con una poesía suya...


En algún lugar del mundo  sueño que tengo alas,
Alas, 
para poder volar sobre mis pensamientos
y soñar que no pienso.

En algún lugar del mundo sueño que no tengo voz.
Voz, 
para no poder decirte 
todo lo que pienso.

En algún lugar del mundo sueño que lloro
lágrimas de sangre,
sobre todos mis recuerdos.

En algún lugar del mundo,  ando sobre aguas
sumergidas en lágrimas.

En algún lugar del mundo...
No quiero alas.
No quiero voz.
No tengo lágrimas.

Solo sueño con algún lugar del mundo.