sábado, 23 de noviembre de 2013

Noviembre




Me imagino tocar el piano,
acorde a las notas disonantes de mis pálpitos.
Tocar en el profundo,
llegar brillantemente al alma,
cruzarme con tú mirada
y encogerme por una frialdad inesperada.

Mi música, 
de repente se vuelve afanosa,
toco rápido y toco...
como escalando un abismo,
intento atinar notas de amor
mientras la música me disuelve en añicos.

Me enmudece el silencio....
El piano era armonía de amor,
la música eras tú.